NOVEDADES

ARTÍCULO

ERNESTO CHE GUEVARA, ESTUDIOSO Y ADMIRADOR DE LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE

por Daily Pérez Guillén

Ernesto Che Guevara fue un admirador de la Revolución Rusa, gesta que marcó la historia de ese país y del mundo. Estudió también la vida y obra de su líder Vladimir Ilich Ulianov, Lenin, teórico y táctico de la Revolución de 1917 y fiel seguidor  de la doctrina de Marx, por quien sintió un profundo respeto y admiración

Desde su juventud Ernesto Guevara comenzó a acercarse al legado de Lenin y de la Revolución Rusa. Ello puede comprobarse de su propio puño y letra, pues solía anotar sus lecturas.

Solo en su juventud consultó las obras del líder ruso El desarrollo del capita­lismo en Rusia; El imperialismo, fase superior del capitalismo; A los pobres del campo; Un paso adelante, dos pasos atrás; La doctrina filosófica y social de Marx; La catástrofe que nos amenaza y cómo combatirla; Obras Escogidas; La revolución proletaria y el renegado Kautsky; Qué hacer; El programa agrario de la Social democracia en la primera revolución rusa de 1905-1907; Materialismo y Empiriocriticismo; Sobre el derecho de autodeterminación de las naciones; El imperialismo, fase superior del capitalismo; El Estado; La cuestión agraria; El desarrollo del capitalismo en Rusia  y El Estado y la Revolución.

Sobre este último libro, cuando escribió sus apuntes filosóficos de 1965-1966, lo consideró “una Biblia de bolsillo para los revolucionarios. La última y más importante obra teórica de Lenin donde aparece el revolucionario inte­gral y ortodoxo. Algunas de las recetas marxistas no las pudo cumplir en su país y debió hacer concesiones que todavía hoy pesan sobre la URSS; pero los tiempos no estaban para experimentar a largo plazo; había que dar de comer a un pueblo y organizar la defensa contra posibles ataques. Frente a la realidad de hoy, El Estado y la Revolución es la fuente teórico-práctica más clara y fecunda de la literatura marxista.”

En el despacho de su casa en La Habana, todavía se guardan las obras de la autoría de Lenin de su colección personal que suman más de una treintena.

Una de las fuentes examinadas por el Che sobre la gran gesta de 1917 fue el texto de León Trotski: Historia de la revolución rusa, al que valoró como “apasionante pero del cual no se puede hacer una crítica pues está de por medio la calidad de actor que tiene el his­toriador. De todas maneras, arroja luz sobre toda una serie de hechos de la gran revolución que estaban enmascarados por el mito. Al mismo tiempo, hace afirmaciones aisladas cuya validez es total al día de hoy. En resumen, si hace­mos abstracción de la personalidad del autor y nos remitimos al libro, este debe considerarse una fuente de primer orden para el estudio de la revolución rusa.”

En los libros publicados en el proyecto editorial de Ocean Sur y el Centro de Estudios Che Guevara pueden encontrarse otras muchas conexiones entre la vida y la obra de Ernesto Guevara y la Revolución de Octubre y los seres humanos que la protagonizaron.